¿Cuánto cuesta casarse? Reflexiones

¿Cuánto cuesta casarse? Reflexiones

El presupuesto de una boda debe ser la base para organizar y planificar de la mejor manera un día tan especial. Uno de los mayores errores que cometen la mayoría de las parejas actualmente (no todas), es contratar los servicios más económicos a ciegas, comprar la decoración en páginas web extranjeras muy económicas, escatimar muy mucho en los detalles para sus invitados y gastar quizás demasiado en vestidos, trajes o fincas sin realmente repartir el presupuesto. Además de prestando poca atención a lo que realmente contienen los servicios que contratan y mucho menos mirando la calidad de los productos comprados por estas vías. Los días previos a la boda salen a relucir malentendidos con los proveedores, decoraciones poco resistentes o incluso desagradables sorpresas en el presupuesto final, todo por no haber planificado y repartido correctamente el presupuesto.

Los números no engañan y es que la media de gasto total en una boda de 100 invitados en España ronda los 25.000 €, incluyendo todos los proveedores como fotografía y vídeo de calidad, trajes de marcas reconocidas, alquiler de finca, menú o catering completo… partiendo de que la media de precio por cubierto es de 100€ hay que comenzar a sumar desde ahí.

Abigail Jones Photography

 

Con esto no quiero decir que casarse sea misión imposible para parejas con pocos ahorros o bolsillos modestos, si no que hay que ser realistas a la hora de organizar una boda y tener los pies en la tierra. En el mercado hay muchas alternativas económicas y no por ello de peor calidad pero hay que saber buscar, escoger y decidirse por lo que realmente nos podemos permitir.

Tenemos la suerte de contar con establecimientos de moda nupcial multi marca donde se puede encontrar un diseño que nos favorezca por alrededor de 600 €-1000€. Por otro lado no es obligatorio casarse en una finca por muy de moda que esté, existen restaurantes o espacios con un pequeño jardín o terraza interior donde poder celebrar una boda civil o al aire libre por menos de 3000€ el alquiler. En cuanto a la decoración hay empresas de decoración de bodas especializadas que se dedican al alquiler de mobiliario para vuestra boda, y si no siempre tenéis la opción de comenzar a organizar vuestra boda con más antelación y crear vosotros mismos la decoración sin prisas y con un presupuesto adaptado a vuestras necesidades. Son sólo ejemplos para economizar el gasto de vuestra boda y recordar,  la regla de las 3 B (bueno, bonito y barato) es un error garrafal para una ocasión como esta.

Además os invito a que miréis más allá de las preciosas fotografías Pinterest y reconozcáis y valoréis el trabajo que hay detrás de cada proveedor de boda, igual que a vosotros como profesionales en vuestro sector (cada cual el suyo), os gustan que os reconozcan el trabajo y os paguen su valor, los profesionales del sector bodas también pagamos facturas, tenemos hipotecas y en definitiva es nuestro trabajo del que algunos viven de el de manera completa y para otros es un extra, pero al fin y al cabo un TRABAJO.

Kennan Barber Photography

Dicho esto comparto con vosotros algunos consejos que os pueden ser útiles para saber repartir el presupuesto:

-Comienza contratando el espacio y menú o catering. El centro de celebración de una boda es la comida y el espacio donde se desarrollará, comenzar primero buscando y contratando estos proveedores y a partir de ahí comenzar con el resto.

-La antelación es clave, comenzar la búsqueda y contratación de proveedores con antelación para así ahorrar dinero e imprevistos.

-No gastéis más de lo que realmente podáis permitiros y sobre todo apartar un dinero para posibles gastos de última hora o extras.

-Seguir vuestro propio criterio e intentar apartar opiniones de familiares y amigos que puedan desvirtuar lo que realmente queréis. Está claro que las madres, suegras y amigas nos aconsejan por nuestro bien, pero hay ocasiones que cruzan la línea del “consejo” a la “imposición”, cosa que realmente puede llegar a ser un incordio y un agotamiento si no ponemos límites a tiempo.

-Comparar, comparar y comparar. No os quedéis con el primer proveedor que encontréis, os recomiendo comparar y pedir presupuestos varios ( con 2-3 será suficiente), así podréis ver con claridad distintos precios y servicios, lo que incluyen unos u otros y decidir mejor.

Con esta reflexión escrita con todo el cariño y en reconocimiento no sólo a las Wedding Planner si no a todos los profesionales del sector,  os deseo un feliz comienzo de mes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *